La Feria de Muestras cierra con 32.000 visitantes y un buen resultado de ventas

«En un contexto como el actual, marcado por una de las mayores crisis económicas, los expositores hablan de normalidad y de una actividad similar a la de años anteriores. Estamos satisfechos con estos resultados». De esta manera, resumía Heriberto Menéndez, jefe del departamento de Ferias de la Cámara de Comercio, el resultado de la decimosegunda edición de la Feria de Muestras de Avilés y Comarca (FEMAC), que ayer se clausuró en el Pabellón de Exposiciones de La Magdalena.

 

Desde el pasado viernes, unos 31.700 visitantes, en números redondos, se han acercado para conocer los contenidos de la Feria promovida por la Unión de Comerciantes y que cuenta con la Cámara de Comercio al frente de la secretaría técnica.

 

«Hemos tenido el mismo ritmo de visitas que en la edición anterior. El viernes fue el día más flojo y, desde ese día, se incrementó el número de visitantes. Las tardes del domingo y el lunes han sido las de más intensidad», comentó Heriberto Menéndez.

 

La organización detectó, además, un alto grado de satisfacción en la opinión de los comerciantes. «Hemos tenido algunos comentarios negativos de expositores que no han vendido lo esperado, pero la mayor parte se encuentra satisfechos con los resultados», asegura Menéndez.

 

Además de las operaciones comerciales en el propio recinto, se han establecido numerosos contactos para visitas en los meses posteriores y que, para muchos participantes, representan una gran oportunidad. «En la actual situación es un gran resultado».

 

Diferentes opiniones

La impresión de la organización es similar a la que se ha expresado por diferentes expositores presentes en FEMAC y que fueron entrevistados por LA VOZ DE AVILÉS. Así, Elías Casal, de Casal Inmobiliaria, participó por primera vez en FEMAC. «Llevamos dos años en Avilés y es la primera vez que venimos. Hemos tenido algunos contactos sobre gestión de comunidades e información inmobiliaria. En principio, pensamos en volver».

 

Natalia Salvador, de Outlet de Navia, también es uno de los debutantes en la Feria. «Nos ha ido muy bien, hemos podido cubrir los gastos sin problemas», aseguró. En su opinión, la Feria debería acortar su duración. «El viernes se hizo muy largo. Bastaba con tres días o inaugurar el viernes por la tarde», comentó.

 

Arturo Santana, de Farho y Ventanas Kömmerling, ya cuenta con una amplia experiencia en FEMAC. «El año pasado no estuvimos, pero participamos en otras tres ediciones», comenta. Califica el resultado de «bueno» ya que «logramos bastantes contactos que deberemos visitar en los próximos meses. En principio, contamos con volver». Pero también hubo a quien no le fue bien en la Feria de Muestras. Como Antonio Barcenilla, de Mirta Mielke. «Es nuestro primer año y no hemos tenido mucha venta. Las tiendas artesanas deberían estar en una única calle». Miguel Rubio, de Azabaches Rey, repite presencia pero «este año nos fue mal, no hay venta. Es demasiado institucional, deberían reforzar el componente comercial de FEMAC. Y no me creo las cifras de visitantes».


Ir a listado de noticias