La Asociación Magistral de Gastronomía ofrece un homenaje a Antonio Galbis

El próximo día de 6 de noviembre la Asociación Magistral de Gastronomía ofrece un homenaje a Antonio Galbis, famoso cocinero acá y allá, ya que ha logrado compaginar la quietud de un restaurante local y familiar con la fama que aportan los grandes eventos -retratados en enormes paellas valencianas, inmensas, desaforadas, multitudinarias- de los que se deducen premios, récords y galones.

 

Confeccionar un arroz comestible para más de 100.000 personas en un solo golpe de sartén constituye un logro de proporciones gigantescas -como es obvio- y parece de menor importancia que el mismo sea calificado de gastronómico o turístico, por lo que quien lo consigue adquiere el reconocimiento popular a su labor.

 

Si además de ello es capaz en su más íntimo restaurante de dar de comer las especialidades que lo han hecho famoso, tal que la paella, junto a otros arroces no tan universales pero no por ello menos sabrosos -admírense los de conejo, setas, alcachofas y ajos tiernos, o el que incluye pato y se hace al horno, o el popular y reconocido de fesols i naps- y algunos otros platos como el rape guisado con vino blanco, el bacalao con espinacas o el secreto de cerdo ibérico aderezado con una salsa de mostaza a la antigua, que le proporciona el necesario contraste a carne tan sabrosa y dulzona como es la de ese especial gorrino. Y si a estas conocidas realidades añadimos la circunstancia de que vida tan señera comenzó sin más capital que su valía personal, y que todo lo desarrollado ha sido fruto de su trabajo y esfuerzo, convendremos en que el personaje es, por todos los conceptos, digno merecedor de homenajes como el que señalábamos.

Ir a listado de noticias