LIBERANDO EL POTENCIAL DE LAS REUNIONES

LIBERANDO EL POTENCIAL DE LAS REUNIONES

brainstorming enlightening a light bulb

Las reuniones forman parte de la cultura empresarial y son un componente indispensable en los negocios, sin embargo pueden reportar ciertas desventajas, pero, ¿por qué?

A menudo, las reuniones ocurren de manera rutinaria, sin una preparación real o una agenda definida. Muchas de las personas que son convocadas no son estrictamente necesarias. Muchas reuniones finalizan sin ningún acuerdo o cambio sustancial. Las reuniones interrumpen el ritmo individual de trabajo de los empleados – a menudo se les saca de importantes proyectos o trabajos sin un propósito justificado,y a menudo, fracasan como herramientas porque las ideas expuestas rara vez son  recogidas o puestas en marcha.

Sin embargo, las reuniones son un componente vital en los negocios y un buen método para llegar a acuerdos y avanzar en los proyectos, por lo que, ¿qué podemos hacer para optimizarlas? 

 

EN NUESTRA OPINIÓN, EXISTEN ALGUNOS SECRETOS QUE AUMENTARÍAN EL POTENCIAL DE LAS REUNIONES:

Dar voz a la gente. Si has invitado a alguien a tu reunión,  tienes que asegurar que van a ser escuchados, y que van a llevarse algo positivo de la experiencia. En grupos grandes, es mas fácil que los más tímidos y vergonzosos queden mermados por el volumen y la presencia de los más extrovertidos. ¿Cómo puedes asegurar que todos tienen la oportunidad de ser escuchados y de poder aportar ideas y contenido? 

Cancelar reuniones inútiles . Las reuniones pueden llegar a ser parte de la rutina de la empresa,  se programa reunión tras reunión sin importar si es realmente fundamental o no. Si los participantes no pueden identificar el objetivo de la reunión, cancélala. 

Capturar ideasUna queja muy común es que las ideas fluyen tan libremente que muchas buenas propuestas caen en el olvido y se pierden. ¿Para que te sirve reunir a las personas para contribuir en un debate si no se tienen en cuenta las ideas mencionadas?

Invita sólo a las personas fundamentales. Las reuniones no son encuentros sociales. No invites a gente sólo para que se sientan parte del grupo. Cuanta menos gente invites, más oportunidades tendrán de ser escuchados, y menos personas sentirán que están perdiendo su tiempo. 

Las reuniones tienen mucho potencial, están integradas en nuestra cultura empresarial y no existe otra alternativa de momento que las pueda remplazar. Pero es acertado esperar aún más de las reuniones, y la realidad es que conseguir mejorarlas es posible. Con una mezcla de organización, estructuración y mentes frescas, las reuniones pueden ser dinámicas y convertirse en eventos vigorizantes que merezcan la pena. 


Ir a listado de noticias