¿CÓMO ADAPTARSE A LAS TENDENCIAS MUSEÍSTICAS?

¿CÓMO ADAPTARSE A LAS TENDENCIAS MUSEÍSTICAS?

En el Simposio ICOFOM que tuvo lugar en la capital francesa del 5 al 9 de junio de 2014, se habló, entre otras cosas, de las tendencias en museos de cara al año 2015. Como todos sabemos, la tecnología avanza sin cesar y afecta directamente a todos los sectores empresariales, por lo que la manera como los usuarios consumimos la cultura también ha evolucionado de la mano de estos avances tecnológicos.

De entre todas las tendencias emergentes en este sector, podríamos destacar la transformación digital integral, que significa que es precisa una aproximación integral estratégica a fin de utilizar efectivamente la tecnología digital como motor de cambio de procesos y servicios; Poner el usuario en el centro del proceso para conseguir que tenga una buena experiencia mediante su actitud participativa y su involucración en la transmisión de información; El móvil en todas partes y para hacer prácticamente de todo – es decir, que será un complemento insustituible y que pasará a formar parte del proceso de comunicación- o la gamificación, es decir, convertir el museo o el mismo proceso en un espacio lúdico para el usuario. Todas estas líneas tendenciales convergen en una desmaterialización de la perspectiva museística como la hemos entendido hasta ahora para dejar paso a la cultura digital y a la experiencia de la vista. Las empresas encargadas de proveer el material audiovisual (enlace a: www.eikonos.com) para los museos son las responsables de dar respuesta a estas nuevas tendencias, que claramente requieren de formatos innovadores y rompedores. Hablamos, por ejemplo, de los paneles táctiles que deberían ser un must para aquellas instalaciones que quieren estar a la última. Son pantallas a través de las cuales el usuario puede acceder a la información que más le interese o, por el contrario, obviar aquella que le es irrelevante. Él es quien escoge la información que quiere asimilar. Así pues, se consigue un mensaje mucho más personalizado y, en consecuencia, mucho más eficaz. Los videowalls tienen una función similar ya que en muchas ocasiones también pueden ser táctiles, además de ofrecer imágenes y vídeos en alta definición que responden a la necesidad del usuario de percibir la información visualmente. Asimismo, las proyecciones de vídeo también ofrecen excelentes resultados y son de gran utilidad. Lo más importante crear un ambiente interactivo que pueda marcar una diferencia en la experiencia del usuario para lograr que tenga un buen recuerdo. Hay que tener muy en cuenta que, para lograr esta atención del usuario, la imagen ha de destacar por encima del texto, que cada vez tiene menos protagonismo. La espectacularidad y aquello que sorprende a los ojos es, pues, aquello que retiene la atención del visitante. Más info: http://www.gestionaeventos.com/es/55-produccion_audiovisual/nacional/68-eikonos

Ir a listado de noticias