Festival Sitges 2008

El Festival de Sitges se encuentra en plena madurez al celebrar este año su 41 edición, pero los años no pasan por este certamen, decano del cine fantástico en España.

Todo arranca hoy con el estreno de Reflejos, thriller sobrenatural protagonizado por Kiefer Sutherland y dirigido por el joven y aclamado Alexandre Aja. Su presencia es la primera de un goteo de maestros e intérpretes del género (Abel Ferrara, Charlie Kaufman, Brad Anderson, Woody Harrelson o Elsa Pataky), que aterrizarán en una edición amplia de la que desgranamos cinco de sus líneas.

1.'2001' y los clásicos

En un festival que reivindica el género y que este año regresa a sus raíces, la película fetiche es el filme con el que se empezó a hablar de una ciencia ficción que trascendía los límites de su temática y estética. El festival reindirá homenaje al director de 2001, Stanley Kubrick, con un premio honorífico que recogerá a título póstumo su viuda. Además, la cita contará con la presencia de miembros de la película, como los actores Gary Lockwood y Keir Dullea. El gorila de King Kong, mascota del certamen, tendrá este año como amigo al simio que despierta al lenguaje en la película. También se profundizará en el futuro de la ciencia ficción, con la proyección de obras como The Andromeda Strain, de Robert Wise, o For bidden Planet, de Fred M. Wilcox.

2. Europa da miedo

El cine fantástico europeo vuelve a presentarse en Sitges demostrando su buen estado de salud. La cinta más apetitosa es la dirigida por Houellebecq, La posibilidad de una isla, adaptación de su libro homónimo y a concurso, aunque Sauna, del finlandés Antti-Jussi Annila, Martyrs, del francés Pascal Laugier, o Let the Right One In, del sueco Tomas Alfredson, prometen hacerle sombra.

3. Asia ecléctica

La versión femenina de Zatoichi, el clásico samurai ciego, llamada Ichi , inaugura la sección Oriente Express, donde también destaca Monster X Stikes Back. Attack the G8 Summit! ,de Minoru Kawasaki, en la que una suerte de Godzilla se presenta en la cumbre de los ocho países más ricos del mundo. El omnipresente Takashi Miike brilla a concurso por partida doble con God's Puzzle y Crows Cero, mientras que también en competición se verán dos nuevas obras de anime: The Sky Crawlers, de Mamoru Oshii, y Ponyo on The Cliffby the Sea, de Hayao Miyazaki.

4. Troma y serie B

Recibirán el premio de la Máquina del Tiempo directores muy afines a la línea del festival como John Carpenter o Abel Ferrara. Uno de los más merecidos será para Lloyd Kauffman, ideólogo de Troma, la productora que, desde la modestia de recursos, le ha dado al séptimo arte joyas como Los surfistas nazis deben morir o El vengador tóxico. Una línea trash y con un punto kitsch que empapa también algunas de las propuestas españolas de este año (de Sexy killer, de Miguel Martí, a Santos, de Nicolás López), así como las maratones de Midnight X -Treme, donde las protagonistas son las vísceras.

5. Resucitan los zombis

Si algo caracteriza Sitges es el ambiente de los fans que tienen el certamen como meca. Muchos ellos se disfrazarán de muertos vivientes en la Eastpak Zombie Walk. El viernes 10, la localidad costera será el punto de encuentro de una marcha cuyo disparo de salida dará George A. Romero, en el también 40 aniversario de otra obra clave: La noche de los muertos vivientes.


Ir a listado de noticias